“HAY QUE TRATAR LA ADICCIÓN EN CENTROS MÉDICOS,NO EN LA CÁRCEL”

justicia_premsa.notaPremsa.15.puig1245949003223

DROGAS

– Nora Volkow reivindica tratar la adicción a las drogas como una enfermedad mental

 – El 70% de los adictos tienen diagnosticado algún tipo de trastorno psiquiátrico

Daniel Mediavilla  28/Sep/2014

Nora Volkow dirige el Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas de EEUU / WORLD SCIENCE

Como en muchas películas de Hollywood, Nora Volkow vivió un suceso traumático que puede servir para explicar su celo en la lucha contra la adicción a las drogas. Una intoxicación por alcohol en una fiesta mató a una sobrina suya de solo 21 años. No es el único rasgo novelesco de la directora del Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas de Estados Unidos (NIDA, de sus siglas en inglés). Nacida en México D.F., creció en la casa donde matarón a León Trotsky. El revolucionario que dirigió el ejército rojo durante la revolución soviética era su bisabuelo.

La semana pasada, Volkow visitó Madrid con motivo del décimo aniversario del único centro de patología dual de la capital española, en la Clínica Nuestra Señora de la Paz. Este centro tiene un objetivo por el que ha luchado la investigadora mexicana desde hace mucho tiempo: tratar la adicción como otra variante de la enfermedad mental. Algunos estudios han mostrado que hasta el 70% de las personas con problemas de adicción tienen diagnosticado algún tipo de trastorno psiquiátrico, pero hasta ahora el abuso de drogas se solía considerar una mala decisión fruto de un defecto del carácter.

“Es importante que cuando hablemos de adicciones hablemos de una enfermedad mental y cerebral y no de un fallo del carácter”, afirma Néstor Szerman, presidente de la Sociedad Española de Patología Dual. Las investigaciones de Volkow han sido importantes para ayudar a comprender mejor los mecanismos cerebrales implicados en la adicción y poco a poco ir liberándola de los estigmas que siempre la han acompañado.

001jg_centro_salud_hueling_malaga002_r5774

El papel de la dopamina

La científica ha podido observar la relación entre muchos comportamientos adictivos como el relacionado con el uso de droga o el juego y la regulación de la dopamina en el cuerpo. De este neurotransmisor, relacionado con la motivación y el placer, depende en buena medida cómo aprendemos, nuestra ambición o incluso el enamoramiento. Las sustancias adictivas suelen elevar los niveles de dopamina en el cerebro a través de diferentes mecanismos. Las anfetaminas hacen que las células la liberen, la cocaína impide que se vuelva a absorber y mantiene sus niveles elevados y el alcohol o los narcóticos como la heroína suprimen las células nerviosas que impiden su producción. Una persona con los sistemas que regulan la dopamina más sensibles será más propenso a caer víctima de una adicción.

Además de mencionar las bases químicas que pueden predisponer a engancharse a las drogas, la investigadora mexicana también habló de la importancia de comprender cómo funciona la estructura del cerebro. “Al principio se pensaba que se podían localizar diferentes patologías en distintas zonas del cerebro”, apunta Volkow. Sin embargo, las últimas tecnologías para analizar el funcionamiento del cerebro en tiempo real ha permitido observar que “no funciona así, sino que es una red dinámica, que está cambiando continuamente y en la que distintas áreas se asocian entre sí dependiendo del tipo de proceso”, añade la directora del NIDA. Observando esos cambios, también ha podido ver relaciones entre el funcionamiento del cerebro en personas adictas y pacientes de otras enfermedades psiquiátricas. “La pérdida de funcionamiento de áreas del cerebro relacionadas con el control frente a las adicciones está también relacionada con la incapacidad para controlar pensamientos negativos”, añade.

0621Det18

Estigmatización de los adictos

El trabajo científico de Volkow y su labor política ha tenido una gran relevancia en el cambio de mentalidad sobre quienes son los drogadictos. “Tenemos que reconocer la adicción como un problema médico que se trate en centros médicos y no en centros penales”, asevera Volkow. En su camino, se ha encontrado con obstáculos llamativos. “La estigmatización de los pacientes adictos es buena para los seguros médicos, que tratan de no pagar los tratamientos de desintoxicación al no considerarlos enfermos”, cuenta la científica mexicana.

Como en todas las enfermedades, frente a la drogadicción es esencial la prevención, que, en este caso particular, tendría una efectividad total. “Tenemos alguna idea, pero no sabemos con precisión qué podemos hacer para prevenir el alzhéimer”, explica Volkow. “Pero sí sabemos cómo evitar una adicción, porque si una persona no consume drogas nunca va a tener ese problema”, plantea.

En opinión de Szerman, una de las posibilidades de mejorar la prevención frente a las drogas consistiría en centrarse en personas más propensas, como los hijos de personas con enfermedades mentales. “La inmensa mayoría usa drogas y no le pasa nada, pero hay que identificar a las personas en riesgo”, señala. Una de las herramientas para hacerlo puede ser la genética. Hay ciertos genes que determinan la vulnerabilidad a las drogas y, en algunos casos, también a la enfermedad mental. Es el caso del gen alfa-5, que hace más propenso al tabaquismo y también está relacionado con la depresión. Esta relación explica además los efectos beneficiosos de la nicotina en depresivos y la tendencia de muchas personas con el problema a engancharse al tabaco por sus efectos beneficiosos sobre el estado de ánimo.

------FULL COLOR

Anuncios

DSM V ¿Una nueva concepción de la enfermedad mental? Revisión de la evolución conceptual

ead8f89ff1d65e9230a4c2c615baa61a e6466e8cf2ca8e386752a3c4ca6b90dc

DSM V  ¿Una nueva concepción de la enfermedad mental? Revisión de la evolución conceptual

Autor: Sánchez Hita, Inmaculada

Resumen del trabajo presentado en la reunión mensual de la Sociedad Forum de Psicoterapia Psicoanalítica. Octubre 2013

7fb236e9fd1921b186abd5d315ca4b46

Una revisión nosológica siempre debe reflejar conocimientos nuevos y supone un gran esfuerzo epistemológico. De la misma manera desata debate, críticas y controversias.

e05b8416d054e3323e0a46c3540f33b3

Conocer los cambios y novedades de la clasificación de enfermedades mentales en DSM V, que aparece casi 20 años después de su antecesor, requiere de una imprescindible tarea de análisis de la evolución conceptual a la que ha sido sometida.

dbe014c0364daa2990daf6797174e69c

Lo más significativo es la consideración de los espectros diagnósticos. Asimismo es relevante la exploración de la sintomatología y de variables para la valoración de la intensidad y de la especificidad dentro de cada diagnóstico. Ya no se plantea solo la categorización de las distintas patologías como una suma de síntomas, sino además la precisión de la prominencia o la gravedad de los mismos. Todo esto supone entender el nuevo enfoque dimensional.

db85147088a6715086b73c856dcc3759

Por otro lado, cualquier análisis de una nueva clasificación resulta una inevitable revisión de la identidad de nuestro trabajo como especialistas. Es lo que N. Sartorius (Asociation for the Improvement of Mental Health Programmes, Ginebra, Suiza) llama efectos remotos.

c8011013c502ca7b993b5eb6f6ebac67

Estos “meta efectos“, en general, reciben poca atención durante el trabajo de revisión y elaboración, o en la lectura y análisis posterior del texto. En este trabajo los revisaremos en primer lugar. A continuación plantearé además algunas reflexiones sobre la praxis diagnóstica, también sobre la evolución y la controversia que ha llevado del diagnóstico categorial al dimensional. Por último, revisaré las novedades más sobresalientes del manual.

c7f14a4afe19c7f7fa4511e1fd633bc6

Los efectos remotos

5237867643bf2a118ff42f0a97dc9114

Esta nueva clasificación diagnóstica afecta a la definición de la psiquiatría y a la modalidad diagnóstica del trabajo de los especialistas. Se trata no solo de diagnosticar, sino de cuantificar / especificar la gravedad. El comité de expertos para la elaboración de esta nueva revisión advirtió de la mala praxis diagnóstica de la mayoría de los profesionales con el uso de las categorías vigentes hasta ahora, que han provocado una dificultad en la distinción y una utilización confusa de términos como comorbilidad, deterioro cognitivo, funcionalidad, discapacidad o distrés. DSM V incluye poder diferenciar todos estos conceptos y distinguir en subtipos, rangos de gravedad (leve/ moderado/ severo o extremo), y especificadores del momento evolutivo. Además, a través de escalas trasversales, se podrán detectar diferencias sustanciales entre pacientes con un mismo diagnóstico cuantificando la gravedad de algunos síntomas. Incorpora, también, la evaluación por áreas o dominios de las alteraciones de la función cognitiva en los llamados ahora Trastornos Neurocognitivos, y de dominios específicos para la exploración de los Trastornos de Personalidad.

c0c36315ceecf8a84553a29052a6e967

DSM V propone redefiniciones diagnósticas, incluso en ese estrecho margen que delimita la clínica de la normalidad en algunas patologías.

bea7273af598e2779600b4aae6a95899

Uno de los cambios más precisos, pero también más controvertidos en esta nueva conceptualización, ha sido poder diferenciar la definición de la patología de las consecuencias funcionales y no considerarlas solo criterio diagnóstico, sino de gravedad. DSM V especifica las consecuencias funcionales que puede y suele causar cada patología para poder anticipar o especificar la gravedad por evolución (hasta ahora evaluado de forma muy general e inespecífica en el axis V). Además considera que puede haber malestar o distrés normal, por ejemplo el causado por duelo que, sin embargo, queda eliminado como exclusión en los cuadros depresivos y se considera un periodo susceptible para la aparición de clínica.

a2c053a282eee32349dfc5fa3651307d

Por todo esto, uno de los mayores cuestionamientos que se le hace a esta quinta edición es que contempla umbrales muy bajos diagnósticos para espectros de enfermedad que incluirían a demasiada población; por tanto de “patologizar” la normalidad.

9769bab3c4cabc8b42062282d00d2c1f

Todos los cambios nosológicos influyen, por otro lado, en la validación de los tratamientos y en el grado de aceptación de las distintas modalidades terapéuticas. El diagnóstico dimensional de DSM V, además de la clínica, la fenomenológica psicopatológica y los conocimientos neurobiológicos, abarca y contempla la exploración de variables multifactoriales. En consecuencia podría plantear una apertura a la consideración de estrategias de tratamiento psicoterapéuticas, además de los tratamientos biologicistas. Se trata de variables multifactoriales temperamentales (consideradas factores de riesgo y pronóstico), relacionales, evolutivas, sociales, culturales y de género.

589f89acd8d98ff4eea175d41db53b7c

Habrá que tener en cuenta, además, que, como clínicos, la utilización del nuevo manual introduce la aparición de nuevos grupos de enfermos y la desaparición de otros, con las consecuentes repercusiones derivadas para ellos y sus familias (intereses laborales, prestación de ayudas). Introduce por tanto posibles situaciones de estigmatización.

379f4273f4139558004e926bdb2b2238

Y por supuesto, esta revisión condicionará la financiación de las líneas de investigación. La aparición de esta nueva edición ha tenido un efecto demoledor en este sentido y, apenas ha visto la luz, el Nacional Institute of Mental Health (NIMH) -la agencia de investigación biomédica dependiente del gobierno de EE.UU considerada la mayor proveedora de fondos para la investigación en salud mental de todo el mundo- ha anunciado que dejará de hacer uso de DSM V.

359f071bb17dd28d1b790c565cb38a7c

Thomas Insel, su director, ha informado que se financiarán de manera preferente aquellas investigaciones que no se ajusten a la clasificación, por la pobreza e inconsistencia de la redacción de la misma y por la escasa validez con la inclusión de variables nuevas y nuevos diagnósticos con umbrales muy bajos, que supone incluir a mucha población. Hasta un 25% de la población general podría cumplir los criterios en algún momento de su vida para alguna de las enfermedades que incluye.

110b0e491a174e599d779efb99286365

En definitiva, DSM V conllevará polémica por los cambios que introduce, y una inmediata repercusión económica, influyendo inevitablemente en los gastos sanitarios, en los beneficios de la industria farmacéutica, así como en qué y cuánto se invierte en la formación de los profesionales.

91c7eb72c87850dff4208bf1ae4f2884

Fuente que utilizo:  http://www.aperturas.org