Las 8 cosas que la gente exitosa tiene en común (como decir no a todo)

ffbc307f9475f720fd40d9b1229d6ee3 f0cac5036883cf7ca787e2ac77b38cc6 e299eee7facf96abe83512282eeb7901

LOS SECRETOS DE UN BUEN LÍDER

Las 8 cosas que la gente exitosa tiene en común (como decir no a todo)

b195847bf03fda06e8d50918e88b8c87

Como afirma el propio autor, Eric Barker ha publicado numerosos artículos acerca de las estrategias que sigue la gente de éxito. Ha escrito sobre artistas, científicos, hombres de negocios, líderes…

En un artículo publicado recientemente en The Week echa la vista atrás, analiza dichos artículos y extrae una serie de conclusiones acerca de las características comunes de la gente que tiene éxito, sean del ámbito profesional que sean. Estos son los puntos que Barker considera más importantes.

1. Estar ocupado

En el libro Daily Rituals: How Artists Work se examinan los hábitos de trabajo de diferentes escritores, artistas y científicos, y se llega a la conclusión de que todos tienen un ritmo incesante de trabajo. Así, se afirma en el libro: “De un modo u otro, todos los grandes hombres acaban pareciéndose. Nunca dejan de trabajar. Nunca pierden un minuto”.

Lo mismo sucede con los hombres de negocios. En el libro Managing with Power: Politics and Influence in Organizations se cita un estudio realizado por John Kotter en el que se observó que los principales jefes de la industria trabajaban unas diez horas al día.

La capacidad de trabajo –para la que se requiere fuerza y energía– resulta ser fundamental en las personas de éxito.

d56b2ef48f3d0037e5e7daf05038aedc d15c8706959630716ad996da04dbb969 d9e8ecc976b1597dd4b8d069c7d53f40

2. Saber decir que no

El empresario e influyente hombre de negocios estadounidense Warren Buffett lo tenía muy claro: “La diferencia entre la gente exitosa y la gente muy exitosa es que la gente muy exitosa dice que ‘no’ a prácticamente todo”.

En su libro Creativity el autor Csikszentmihalyi hace notar el gran número de personas que declinaron la oferta de aparecer en el libro. ¿Por qué? Estaban muy ocupados con sus propios proyectos como para participar en otro.

El éxito requiere concentración, y la concentración supone decir que no a muchas distracciones.

c67e5dbd9efbb95facf6fef9d1f8b871 b45e737e5b8c07f0a0bbd2b5e31e19e3 b2f0d18c3a1e01c3d9f65c3cf59a088b

3. Conocerse a uno mismo

Debemos ignorar nuestras debilidades y potenciar nuestras virtudes. Así lo dice Pete Drucker en su ensayo Managing Oneself: “Identifica las oportunidades de mejora y no gastes el tiempo cultivando áreas en las que tienes poca competencia. Concéntrate en tus fortalezas”.

185188876e2b6aeb7ecc8623c3701217 5423396d224fd913b6f782ccd676c8cb 9776ca642873f9aa54e518dab3b4c94a

4. Cultivar los contactos

Nadie llega a la cabeza solo, y tener una buena red de contactos y amigos es fundamental para triunfar. Haz que la gente esté a gusto a tu alrededor, sé un ser sociable, invita a cenar, quédate con los nombres, haz amigos. Si eres amable y simpático con los demás, estos terminarán por devolverte el buen gesto.

07272ef9d4e28a1ddc43607f8e92346f 701c3d358851d589e054ab7471b22906 72e751d137ca7b56f1d6b7aa94da568b

5. Generar la buena suerte

Según estudió Richard Wiseman en Luck Factor,hay ciertas personalidades que atraen a la suerte porque se comportan de un modo que maximiza la posibilidad de verse frente a buenas oportunidades. Siendo más extrovertido, abierto a nuevas ideas, optimistas e instintivos, la gente afortunada genera sus propias posibilidades de triunfar.

2e6e97e772266cd7221d3d3b958abb91 3fc490d6668fd36c878379d60b52ce6f

6. Tener determinación

La creatividad y la inteligencia son muy importantes, pero la perseverancia y el convencimiento en lo que uno hace son, si cabe, más fundamentales. Así se explica en el libro Creating Minds: An Anatomy of Creativity Seen Through the Lives of Freud, Einstein, Picasso, Stravinsky, Eliot, Graham, and Ghandi: “cuando ellos [las personas de éxito] fracasan, no pierden el tiempo lamentándose, culpándose o, en caso extremo, tirando la toalla. En lugar de eso, contemplan el fracaso como una experiencia didáctica de la que extraen lecciones para futuros proyectos”.

38d78cdd96a9a3302ea483e4e118160c 31a1b442fa9252d765f5094f7bef9ff9

7. Cometer maravillosos errores

Los errores son esenciales, si sabemos aprender de ellos. De hecho, Winston Churchill definía el éxito como “la habilidad para ir de fracaso en fracaso sin perder el entusiasmo”.

La gente que a la primera de cambio pierde las ganas o que se deja amedrentar por aquello que no le sale bien enseguida deja de ser perseverante y se ve abocada al fracaso.

13d6473e9ed8b66a573b298248e93d51 5de7de106469cfe9d42d8d93374f21d7

8. Elige uno o varios mentores

Nadie aprende a desenvolverse en el ámbito en que quiere triunfar por su cuenta y riesgo. Según Barker, puede ser difícil aprender de los libros y, para colmo, internet ha hecho difícil separar la realidad de la ficción. Por eso es fundamental un maestro Yoda que nos dé algunas claves, consejos y trucos que nos ayuden en nuestro camino. Cuando alguien, desde el inicio, nos enseña a hacer las cosas bien, sin darnos tiempo a tener hábitos viciados o manías perniciosas, nos enseña una lección impagable.

Fuente:  http://www.elconfidencial.com

Anuncios

Desentrañando el reloj biológico que regula el sueño

f0f4393974da17d03a9135ae60170a05 - copia 16736eb0f059078847149da1f85445c9 - copia

En una serie de experimentos con moscas de la fruta incapaces de dormir, investigadores de la Escuela de Medicina de Johns Hopkins, en Baltimore, Maryland, Estados Unidos, han identificado un gen mutante, conocido como ‘Wide Awake’, que sabotea la forma en la que el reloj biológico establece el calendario para dormir. El hallazgo también llevó a los científicos hasta la proteína producida por una copia normal del gen que promueve el sueño temprano en la noche y regula adecuadamente los ciclos de sueño.

Debido a que los genes y las proteínas que codifican a menudo son altamente conservados en todas las especies, los investigadores sospechan que sus descubrimientos, impulsados por estudios preliminares en ratones, podrían conducir a nuevos tratamientos para las personas con insomnio u horarios laborales nocturnos que les mantienen despiertos cuando se acuestan.

d5983832bf5e558b1064b999e7c88d27 - copia 798cb675615feaedc5da0475aa10bc61 - copia

“Sabemos que el tiempo de sueño está regulado por el reloj biológico interno del cuerpo, pero no cómo se produce”, dice el líder del estudio, Mark N. Wu, profesor asistente de Neurología, Medicina, Medicina Genética y Neurociencia en la Facultad de Medicina de la Universidad Johns Hopkins. “Ahora, hemos identificado por primera vez la proteína que traduce la información del tiempo del reloj circadiano del cuerpo y la utiliza para regular el sueño”, resume este autor de la investigación, publicada en la edición digital de este jueves de ‘Neuron’.

En su búsqueda de las raíces moleculares que regulan el sueño, Wu y sus colegas estudiaron miles de colonias de moscas de la fruta, cada una con un conjunto diferente de mutaciones genéticas, y analizaron sus patrones de sueño. Estos expertos encontraron que un grupo de moscas, con una mutación en el gen que más tarde llamarían ‘Wide Awake’, o ‘Wake’ (despertar) para abreviar, tenía problemas para conciliar el sueño por la noche, una enfermedad que se parecía mucho al insomnio en los seres humanos, por lo que creen que ‘Wake’ parece ser el mensajero del reloj circadiano en el cerebro, ordenando cuándo es el momento de dormir.

Después de aislar el gen, el equipo de Wu determinó que cuando funciona correctamente, ‘Wake’ ayuda a apagar las neuronas del reloj del cerebro que controlan la excitación haciéndolas más sensibles a las señales del neurotransmisor inhibidor llamado GABA. ‘Wake’ hace esto especialmente por la tarde, promoviendo así el sueño en el momento adecuado. Los niveles del ciclo de ‘Wake’ durante el día alcanzan su punto máximo cerca del anochecer en las personas que duermen bien.

Las moscas con el gen ‘Wake’ mutado que no podían conciliar el sueño no recibían suficiente señal de GABA para calmar sus circuitos de excitación durante la noche, por lo que permanecían alteradas. Los investigadores encontraron el mismo gen en todos los animales que estudiaron: humanos,  ratones, conejos, pollos e, incluso, gusanos.

44d9d720eb02acd6fd4f7bac796c9c60 - copia 233b35a80c8adc80a1000a9c44a8b3a6 - copia

Es importante destacar que cuando el equipo de Wu intentó localizar dónde estaba ‘Wake’ en el cerebro del ratón, encontró con que se expresa en el núcleo supraquiasmático (SCN), que es el reloj principal en los mamíferos. El investigador principal cree que el hecho de que la proteína ‘Wake’ se exprese en altas concentraciones en el SNC de ratones es algo significativo.

477cabced70f28020e09b6531a276bed - copia

“A veces descubrimos cosas en las moscas que no tienen relevancia directa en los animales de orden superior –argumenta Wu–. En este caso, encontrar la proteína en un lugar donde probablemente juega un papel en los ritmos circadianos y el sueño nos lleva a pensar que esta proteína puede hacer lo mismo en los ratones y las personas”.

La esperanza es que algún día, mediante la manipulación de ‘Wake’, posiblemente con un medicamento, los empleados que trabajan en turnos incompatibles con el ciclo normal de sueño, el personal militar y los insomnes podrían empezar a dormir mejor. “Esta nueva vía puede ser un lugar en el que poder intervenir”, concluye Wu.

51e3a7d6ec811483874a5af1593b2072 - copia 45cee334e26f0b7ae7e45d8981369942 - copia

Para acceder al texto completo es necesario consultar las características generales de la fuente original:  http://www.cell.com/neuron/home

Fuente que utilizo:  http://www.psiquiatria.com

Etiquetas →

El año en el que el mes de febrero tuvo 30 días

Soviet_calendar_1930 Restos-arqueologicos-del-asentamiento-de-Segeda-arqueolugares_blogspot raposos news calendario gregoriano Punto-en-el-que-se-encontraba-el-asentamiento-de-Segeda-segeda_net_

Hace miles de años al ser humano se le ocurrió mirar hacia el cielo y observar cómo se iban moviendo las estrellas o cómo la luna iba cambiando de tamaño y forma, dándose cuenta que de esa manera se podía contar el tiempo, saber cuánto transcurría de una cosecha a otra y calcular los periodos. Tras ello, las diferentes culturas y civilizaciones siguientes, diseñaron rudimentarios calendarios que les servían como guía en el paso del tiempo, aprendiendo a contar las horas, los minutos, los días, meses, años, cuándo venía el frío, el calor o las tormentas…

Pero hubo un momento en el que se dieron cuenta que el hecho de regirse mediante las fases lunares llevaba a ‘desfases temporales’, por lo que a partir del año 46 aC. se intentó arreglar mediante la aplicación del conocido como ‘Calendario Juliano’, creado por Julio César, el cual se regía por el sol y no la luna. Cabe destacar que los antiguos egipcios ya median el tiempo por un calendario solar tres mil años antes.

img301211_2 image38 celebre-o-inicio-do-ano-astrologico-3209-123 CalendrioAsteca

[Te puede interesar: La rebelión celtíbera que hizo trasladar el inicio del año al 1 de enero]

A pesar de que no era perfecto, el calendario Juliano se mantuvo durante muchísimos siglos como regla de medición del tiempo, hasta que en 1582 el papa Gregorio XIII instauró un nuevo calendario, el Gregoriano, que venía a arreglar el desaguisado que había producido el anterior, debido a que un desfase a la hora de calcularlo había provocado que fuesen once días por delante a lo que realmente correspondía.

Se instó para que fuese un calendario universal, pero no todos los países quisieron adaptarse a él, por lo que un gran número de naciones se regían por el nuevo calendario Gregoriano y otros continuaron haciéndolo por el Juliano, existiendo así descoordinaciones de varios días de diferencia entre unos lugares y otros del planeta e incluso entre naciones que estaban pegadas la una con la otra.

450px-Battle_of_Lepanto_1571 calendarioromano4 calendarioMaya calendario-egipcio calendarioasteca-full

El nuevo calendario de Gregorio XIII traía el eliminar ese excedente de once días, por lo que se decidió que del 4 de octubre de 1582 se pasaría automáticamente al 15 de octubre. Los primeros países que lo adoptaron fueron España, Italia y Portugal. Como nota curiosa, cabe destacar que Santa Teresa de Jesús falleció casualmente el 4 de octubre de ese mismo año y, aunque en realidad fue enterrada al día siguiente, consta la fecha del 15 de octubre. Paulatinamente el resto de países irían también adaptándolo y anulando esos once días que sobraban.

200PX-~1 250px-Teresa_of_Avila_dsc01644 250px-Teresabernini 300px-Avila_SaintTheresa1

Otra de las curiosidades que dio el usar dos calendarios distintos fue el que relaciona la fecha de fallecimiento en 1616 de los dos más grandes dramaturgos que han tenido las lenguas española e inglesa: Miguel de Cervantes y William Shakespeare.

HONOR_~1 220px-Cervates_jauregui 220px-Cervantes_(J__Vancell)_Madrid_01

Pero la verdad es que el español, que durante mucho tiempo se pensó que murió un 23 de abril y en realidad ocurrió el 22, lo hizo bajo el Gregoriano, mientras que el británico se regía por el Juliano y, por tanto, aunque figura como fecha de su muerte el 23 de abril, si la adaptamos al Gregoriano resulta que lo hizo en realidad el 3 de mayo.

250px-Shakespeare Nash_House_Stratford 220px-Globe_Galleries 200px-Stratford_Holy_Trinity_Church3

[Te puede interesar: Enclaves para recibir al solsticio de verano]

El mes de febrero de 1712 tuvo 30 dias en Suecia (Wikimedia commons)Pero el ir adaptando los calendarios no solo quitó días, sino que dio alguna situación pintoresca, como la que sucedió en Suecia, recién estrenado el siglo XVIII, al tener un año en el que febrero tuvo 30 días.

En 1700 a algún iluminado del país escandinavo se le ocurrió que, a pesar de llevar casi dos siglos de retraso, se adoptaría el calendario Gregoriano paulatinamente y poco a poco, por lo que no le quitarían a un solo año todos los días sobrantes de golpe, sino que en los siguientes años bisiestos no habría 29 sino 28 días; poniendo en práctica esta fórmula hasta 1740 en el que quedarían igualados a partir de entonces con el resto de naciones regidas por ese calendario.

getScaledPicture anos_azt

Así se llevó a cabo el primer año (1700) pero no se hizo lo propio en los siguientes dos bisiestos, que cayeron en 1704 y 1708. Por este motivo el calendario en Suecia estaba descuadrado, respecto a los otros, en un día con el Juliano y en diez con el Gregoriano, teniendo a lo largo de toda esa década un calendario propio que nada tenía que ver con el de todos los países de su alrededor.

Tras mucho pensar, finalmente se llegó a la conclusión de que les era más fácil volver hacia atrás y retornar al modelo de calendario Juliano que no adaptarse y perder diez días más, pues no querían hacerlo como lo habían hecho el resto de países (quitándolos de una sola vez). Se decidió que volverían al calendario con el que se había regido el país anteriormente, por lo que tenían que devolver el día robado en 1700. Para subsanarlo pondrían el día extra que les faltaba en el año bisiesto más próximo y por este motivo el mes de febrero de 1712 tuvo 30 días en el calendario sueco.

250px-Christopher_Clavius 200px-Stratford_Holy_Trinity_Church3

En 1753 volvieron a repensárselo y finalmente Suecia decidió acogerse al calendario Gregoriano, pero esta vez quitando todos los días de golpe, por lo que ese año sí que se pasó del 17 de febrero al 1 de marzo.

Fuentes de consulta: fronterasblog / sesiondecontrol / fyristorg

Fuente que utilizo:

http://es.noticias.yahoo.com