“Se envejece como se ha vivido” : las dos claves para llegar a los 90 años

e0b48908e9587f10f25d9c7e914bdc75

“SE ENVEJECE COMO SE HA VIVIDO”

Hacer ejercicio y comer bien son claves para llegar con salud a los 90 años, pero también tener ilusiones, buenas relaciones sociales y ser emocionalmente positivo. Son algunas de las conclusiones del coloquio “Cómo llegar a los 90 años”, en el que expertos de la salud y el envejecimiento han destacado que los genes aportan alrededor de un 60 por ciento en el proceso, pero el resto depende de factores ambientales y, por tanto, pueden modificarse con buenos hábitos.

aab0f162a9a73ee0be646df8387b641f

En su funeral, su hijo Sean recordó: “Last Christmas Eve”, dijo, “Mamá leyó una carta dirigida a nosotros por un escritor que admiraba …” Recuerde, si alguna vez necesitas una mano amiga, que es al final de tu brazo. A medida que usted envejece, usted debe recordar que usted tiene una de segunda mano. El primero es ayudarse a sí mismo, el segundo es ayudar a otros. “

“Se envejece como se ha vivido”, sin olvidar esa carga genética que marca a cada persona, pero adoptar hábitos saludables desde la infancia “es lo mejor que se puede hacer por los hijos”, ha señalado José Antonio López Trigo, presidente de la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología.

Las personas que tienen y se plantean proyectos alcanzan de media siete años más de vida, pero también mejora el proceso de envejecimiento ser optimista y tener buenas relaciones familiares y en el entorno social.

24a93bb30d2d0359b8b288d6c2520969

“La multitud no envejece ni adquiere sabiduría: siempre permanece en la infancia.” Johann Wolfgang von Goethe Lucky Strike País: USA Año: 1950

El cuidado de la mente, esencial

“Los optimistas tienen más posibilidades de sobrevivir a las enfermedades cardiovasculares que los pesimistas”, ha asegurado el presidente de la Fundación Edad y Vida, Eduardo Rodríguez Rovira.

También, mantenerse activo en el núcleo familiar o la colaboración en ONG, “que no sólo contribuye a su bienestar, sino al de los demás”, ha añadido Rodríguez Rovira, quien ha indicado que “la depresión, la soledad y el pesimismo están cerca de la enfermedad y de la muerte”.

Casi la mitad de los europeos mueren por enfermedades cardiovascularesEl geriatra ha destacado que “generar ilusiones alarga la vida”, porque contribuye a “mantener el cerebro vivo y dinámico”. “La mente juega un papel fundamental en el envejecimiento y la actividad física y mental nos retroalimentan para seguir manteniéndonos activos”, ha recordado López Trigo.

f8ea7129bcdc95337ea6d6968b25705b fed8e904577abed4917795ed2b844ae3

El presidente de la Fundación Española del Corazón, Leandro Plaza, ha recordado que estas enfermedades son la principal causa de mortalidad en todos los países del mundo y la enfermedad crónica mas frecuente. Casi la mitad de los europeos mueren por enfermedades cardiovasculares, que en el caso de España el porcentaje es del 30 por ciento.

16c8aae8b0dc3a6be8cecbb7fc65270a

La forma más eficaz de reducir la mortalidad es la prevención, porque estas enfermedades se manifiestan y podrían diagnosticarse entre los 20 y 30 años. “En los países del norte de Europa, donde se han puesto en marcha medidas preventivas se ha logrado el 80 por ciento de disminución de la mortalidad“, ha insistido.

Las empresas de alimentación deben tratar que sus productos mejoren, elaborándolos con menos sal y condimentos.

201586e4b2b9f5e230a1cc2d9cae4dce

No fumar, controlar la tensión arterial, el colesterol de la dieta, el nivel de azúcar en sangre, el estrés y realizar revisiones cardiológicas a partir de los 45 años, son las principales recomendaciones de los cardiólogos.

Los médicos han recordado que la responsabilidad de llegar a los 90 años con salud es de todos los particulares, pero también de las empresas de alimentación, que deben tratar de sus productos mejoren, elaborándolos con menos sal y condimentos.

Al margen de los expertos, el mejor ejemplo de cómo llegar a la centena lo ha ofrecido Marina Lario Esteban, una mujer de 97 años. “He vivido con mucha alegría. Mi abuelo murió a los 100 años y me dejó esa herencia. He ido a todas las excursiones y me he apuntado a todos los juegos. Incluso he toreado vaquillas. He tenido una buena vida, aunque con poco dinero”, relata.

8371247c55cb669d723e931c3109efd4

El responsable del grupo farmacéutico Bial en España, que ha organizado el coloquio coincidiendo con su 90 aniversario, Iñigo Pagoaga, ha destacado la apuesta de su fundación por la investigación, a través de becas y ayudas a fondo perdido que superan los 300.000 euros.

cfe78b492f8376363d8e29cd9cc3ba12

Rorcual común (Balaenoptera acutorostrata). Mamífero del mediterráneo puede medir los 27 metros y llegar a los 90 años. Se alimenta de pequeños crustáceos y peces. Esta en peligro de de extinción.

e63c050dd29965980ce1260ba4cbaedd

Espero escribir un libro por año hasta llegar a los 90: Elena Poniatowska

fb03c4c6832d73f5e4888b1717250151

A 3000 metros de altura sobre el cráter del volcán de Maui, puede vivir más de 90 años y florece solo una vez, justo antes de morir. Fotografía de David Olsen

 Fuente que utilizo:  http://www.elconfidencial.com

Anuncios

Por qué “no debe preocuparnos el consumo de grasa”, según un importante estudio

f115b3d919da6ddc0338c7df5e816b30 e9ff788e1da29e7f10b635245c6a9018 dacbc13a7cd06c5f8d4ef6bb9e90907d

Durante décadas, las autoridades sanitarias han insistido en que debíamos evitar en la medida de lo posible el consumo de grasas saturadas, presentes en la carne, la mantequilla y el queso, y primar el consumo de de grasas insaturadas, que abundan en el pescado, los frutos secos y los aceites vegetales.

Pero cada vez un mayor número de investigaciones científicas están apuntando que estas recomendaciones, tan ampliamente extendidas, no son tan sólidas como podía parecer.

Esta semana la revista Annals of Internal Medicine publica un estudio largo y exhaustivo, basado en el análisis de los datos de 72 investigaciones en las que han participado 600.000 personas de 18 países, que muestra que no existe ningún vínculo entre el consumo de grasas saturadas y el aumento de los riesgos cardiovasculares. Así mismo, pone en cuestión los beneficios cardiovasculares de los ácidos omega-3 y omega-6, otrora estandartes de la alimentación saludable.

c78d2227ff4c28689e1f896174fb5b6a c57a44900c6cb1db7116e2b4ff594eac b45b870bd490dd62904ae1577b75a775

Los ácicos grasos omega-3 y omega-6 no parecen tener ningún efecto significativo en la prevención de enfermedades cardiovascuaresLos investigadores, tras cotejar todos los datos, observaron que las personas que consumían con frecuencia grasas saturadas no tenían más problemas cardiovasculares que aquellos que las comían menos. Tampoco las personas que consumían más grasas insaturadas, como el aceite de oliva, mostraban una menor incidencia de las enfermedades cardiovasculares.

Cuando los autores investigaron los efectos de administrar suplementos de ácidos grasos omega-3 y omega-6 en la reducción de la enfermedad coronaria en ensayos aleatorios controlados, no encontraron ningún efecto significativo, lo que indica una falta de beneficios de estos nutrientes, al menos en lo que respecta a la enfermedad cardiovascular.

b8e2953518f5d84e3ac1f097e36654bf aed73cd7881b0f9b86c0f3fa4f088589 a31a077d064acdcbec114a67fb6d9d48

Entrando en detalle

Curiosamente, los científicos observaron  que los diferentes subtipos de ácidos grasos omega-3 y omega-6 tenían diferentes asociaciones con el riesgo coronario, algo que se desconocía hasta la fecha. En concreto, los niveles de ácidos eicosapentaenoico y docosahexaenoico, dos tipos principales de ácidos grasos poliinsaturados omega-3 de cadena larga, y el ácido araquidónico, un ácido graso omega-6, están cada uno asociados con menor riesgo coronario.

Los hallazgos cuestionan las pautas dietéticas existentes, que se centran principalmente en la cantidad total consumida de grasa saturada o insaturadaAlgo parecido se observó en los diferentes subtipos de grasas saturadas. Los investigadores encontraron una relación positiva entre el consumo de ácidos grasos palmítico y esteárico (presentes en el aceite de palma y las grasas animales, respectivamente) y el desarrollo de enfermedades cardiovasculares, pero observaron que el consumo de ácido graso margárico, presente en la margarina, reducía significativamente el riesgo de padecerlas.

Estos hallazgos cuestionan las pautas dietéticas existentes, que se centran principalmente en la cantidad total de grasa saturada o insaturada que consumimos, y no especifican de qué alimentos provienen cada una de éstas.

a5d3c7e8e141d177e6fdd7e0c810866c 34401acbf8bbe3318bca382322b3f05f 6212bc8c9aac5f3a1e97802ee32bad40

¿Hacia unas nuevas recomendaciones nutricionales?

“Mi opinión es que no deberíamos preocuparnos por el consumo de grasas saturadas”, ha explicado el doctor Rajiv Chowdhury, autor principal del estudio y epidemiólogo de la Universidad de Cambridge, que cree firmemente que es hora de revisar por completo las recomendaciones nutricionales oficiales.

“La enfermedad cardiovascular, cuya principal manifestación es la enfermedad coronaria, sigue siendo la principal causa de muerte y discapacidad del mundo”, asegura Chowdhury en el comunicado de presentación del estudio. “En 2008, más de 17 millones de personas murieron por una enfermedad cardiovascular. Con tanta gente afectada, es crítico que realicemos guías de prevención apropiadas, que estén basadas en la mejor evidencia científica disponible”.

La mejor manera de prevenir la aparición de enfermedades cardiovasculares pasa por no fumar, estar activo, y llevar una dieta sana en su conjuntoEn opinión del profesor Jeremy Pearson, director médico asociado de la Fundación Británica del Corazón, que ayudó a financiar el estudio, “no hay suficiente evidencia para decir que una dieta rica en grasas poliinsaturadas y baja en grasas saturadas reduzca el riesgo de enfermedad cardiovascular”. Pearson, no obstante, advierte de que es necesario realizar más estudios clínicos antes de llegar a ninguna conclusión y, mientras tanto, asegura que la mejor manera de prevenir la aparición de enfermedades cardiovasculares pasa por “no fumar, estar activo, y llevar una dieta sana en su conjunto, lo que significa dejar de fijarse sólo en las grasas y vigilar también el consumo de sal, azúcar, fruta y vegetales”.

3547f24eafec69c89994b96528958049 0978fd3bc6d68cff3b03bf8c77c1a681

La controversia continúa

La publicación de este estudio, realizado por una institución tan prestigiosa como la Universidad de Cambridge, y con una enorme muestra, supone un importante espaldarazo para los defensores de una rehabilitación de las grasas y la condena de los carbohidratos. Una corriente que tienen como principales defensores a personalidades como el doctor Aseem Malhotra, uno de los cardiólogos más prestigiosos del Reino Unido, o el divulgador científico Gary Taubes.

Cuando la gente deja de comer grasas tiende a comer más pan, cereales y otros carbohidratos refinados, que también son malos para el corazón

Pese a esto, algunas personalidades han levantado la voz de alarma ante la nueva investigación de  Cambridge. En opinión del doctor Fran Hu, profesor de nutrición de la Escuela de Salud Pública de Harvard, la investigación no debe ser tomada como una “luz verde” para comer más carne y mantequilla. Tal como ha explicado al New York Times, observar los nutrientes por separado, como hacen la mayoría de estudios, puede conducir a error.

La investigación, una de las más grandes hechas nunca sobre el vínculo entre el consumo de distintos tipos de grasas y el desarrollo de enfermedades cardiovasculares, llega sólo dos semanas después de que la revista estadounidense Cell Metabolism publicara un estudio en el que se asegura que una dieta con mucha carne y quesos puede ser tan dañina como el fumar, ya que el consumo continuado y abundante de proteínas animales hace que una persona tenga cuatro veces más probabilidades de morir de cáncer que alguien con una dieta baja en proteínas.

¿En qué quedamos? Cuando la gente deja de comer grasas tiende a comer más pan, cereales y otros carbohidratos refinados, que también son malos para el corazón, advierte Hu, que insiste en que condenar uno u otro nutriente de forma poco específica puede llevar a engaño. Lo que parece claro, y en esto casi todos los nutricionistas están de acuerdo, es que las recomendaciones nutricionales deben cambiarse, pero aún está por ver cómo.

2d92e41248256e86064a0065a785cf1c

En opinión de Hu, las recomendaciones deberían poner más énfasis en la comida real, y olvidarse de la cantidad exacta de uno u otro nutriente. Con el tiempo es posible que la evidencia científica arroje luz sobre el asunto pero, mientras tanto, lo mejor es mantenerse informado o, sencillamente, seguir la dieta Mediterránea, la única cuyas bondades nutricionales parecen probadas en su conjunto.

Fuente que utilizo:   http://www.elconfidencial.com